Sidebar Header

Sidebar Header

Sidebar Header

El estres causa de la grasa abdominal

admin | El estres | Sábado, 08 junio 2013

Estrés: Un aliado de la grasa abdominal.
Las mujeres premenopáusicas acumulan grasa alrededor de las caderas, en lugar de hacerlo sobre el vientre -obesidad abdominal típicamente masculina-. Sin embargo, en épocas de estrés, el cuerpo libera hidrocortisona, una hormona que también provoca que la grasa se acumule en el abdomen, sin hacer distinción de sexos. Al parecer, las mujeres con grasa abdominal suelen ser las que tienen una mayor carga de estrés y, en consecuencia, liberan sistemáticamente más hidrocortisona.
Según un estudio, la vulnerabilidad al estrés provoca un círculo vicioso que mantiene alta y estable esta hormona, favoreciendo el acopio de grasa en el vientre.
¿Cómo revertir esta tendencia? Según los especialistas que llevaron a cabo la investigación, es posible controlar y reducir la hidrocortisona con suficientes horas de descanso, ejercicio físico regular y relajación, claves efectivas para hombres y mujeres.

Etiquetas:

Consecuencias del estres

admin | alimentacion,Ansiedad | Domingo, 31 julio 2011

ENCONTRAR EL PROBLEMA
Es muy importante que nos tomemos el tiempo de determinar la verdadera causa de nuestra hambre emocional. Pues estamos seguros de que comemos para ayudarnos a enfrentar tiempos difíciles; más aún, falta identificar la causa subyacente. Eventos mayores, como el desempleo o problemas de salud, pueden haber desencadenado este desorden y serán estos a quienes deberemos enfrentar.
Además, sabemos que existen ciertos alimentos que poseen cualidades particularmente adictivas y que también suelen ser los más pedidos al momento de recaer emocionalmente, por lo que deberemos tener particular cuidado con ellos. Se incluyen el chocolate y las golosinas, las cuales (al ser ingeridas) provocan que nuestro cuerpo libere hormonas que nos hacen pensar que estamos siendo recompensados y en verdad nos sentimos mejor. Un temporal alivio a la tensión o el estrés que experimentamos, pero a tan solo momentos de terminar de comer, lo más probable es que nos sintamos peor que al empezar.
Muchas personas con problemas de hambre emocional también usan las comidas como distracción o simplemente para tener algo que hacer. Al igual que el fumar, muchos comerán por el solo hecho de estar aburridos y querer buscar hacer algo con las manos. Muchos se han dado cuenta de este verdadero motivo, pues saben que no están hambrientos; mientras otros lo pasan por alto y comienzan a ganar peso sin siquiera entender que esta conducta puede tener un fin.

Etiquetas: ,