Sidebar Header

Sidebar Header

Sidebar Header

Secretos contra el resfrío

admin | Consejos,medicinas alternativas | Lunes, 12 noviembre 2012

Secretos contra el resfrío:
Además de las hierbas, la alimentación y la aromaterapia, existen algunos secretos que pueden alejar los virus. Un método eficaz para evitar que ingresen al organismo es lavarse las manos regularmente, principalmente luego de permanecer en sitios cerrados en donde se encuentran personas enfermas. Al tocar el picaporte de una puerta, el pasamanos de un colectivo o cualquier otro objeto, los virus pasan de las manos de una persona infectada a la de una persona sana. Con quince segundos de las manos bajo agua tibia y un buen jabón, disminuyen considerablemente las probabilidades de contagio.
El cuerpo necesita energía para liberarse de las toxinas y para luchar contra el resfrío. Por esa razón resulta importante evitar el estrés y las situaciones conflictivas. Descansar al principio de la enfermedad puede ser la diferencia entre permanecer varios días enfermo, o mejorar rápidamente. Siempre que sea posible, se recomienda guardar reposo al aparecer los primeros síntomas.
Para reducir las molestias en la garganta y evitar que la enfermedad derive en una infección en la zona, hacer gárgaras regularmente con té de menta.
Si se trata de remedios naturales contra el resfrío, sin dudas nada más efectivo que el ajo. Al igual que el limón, posee importantes propiedades antivirales y antibacterianas que pueden prevenir la aparición del virus o ayudar a su eliminación. Una buena manera de prepararlo es machacar un diente de ajo, mezclarlo con una cucharada de miel y agregar un chorrito de limón. Luego, disolver en un vaso de agua caliente. Este preparado debe tomarse tres veces al día, para combatir resfríos, bronquitis y sinusitis. Como esta preparación puede provocar un aliento fuerte, se recomienda masticar un poco de perejil o semillas de eneldo una vez consumido.Otro consejo útil para predisponer mejor el cuerpo es tomar un baño caliente de pies antes de acostarse, siempre y cuando no haya fiebre.También, existe un remedio casero que solían utilizar las abuelas. Se trata de realizar una bebida con jugo de limón o naranja, miel, un poco de alcohol (como ron) y agua caliente. Este preparado proporciona alivio y ayuda a dormir

Etiquetas: