Sidebar Header

Sidebar Header

Sidebar Header

Medicinas Alternativas y Terapias Naturales

admin | Salud | Domingo, 26 abril 2009

La reducción del colesterol debe ir siempre de la mano de un cambio de los hábitos alimenticios que incluyan consumir pocas carnes rojas, lácteos y grasas en general. Además, es posible recurrir al vinagre.
La manzana y en mayor medida el vinagre de manzana, contiene pectina, una fibra que envuelve al colesterol para que fuego eí organismo lo convierta en ácido biliar. Ese colesterol es tomado por el cuerpo directamente de la sangre y la pectina actúa sobre la condición de los vasos sanguíneos. Cuanto menos materias grasas son depositadas en las paredes de las arterias, más libremente fluye la sangre, favoreciendo la concentración, la vitalidad y la memoria.
Otra de las propiedades del vinagre es su capacidad de aumentar la producción de saliva en la boca. Con la responsabilidad de ablandar los alimentos para que sean mejor recibidos por el intestino, las saliva contiene amila-sa, una enzima que acelera la ruptura de carbohidratos en la forma de azúcares simples. Es por esta razón que se aconseja masticar lentamente los alimentos, para que se impregnen de saliva y la digestión sea más fácil. El vinagre aumenta la producción de saliva, de manera que se recomienda su ingesta antes de comer alimentos ricos en hidratos de carbono, como pan, arroz, papas, harinas y cereales.
El consumo de vinagre favorece también el funcionamiento de los ríñones y la vejiga. Reduce las inflamaciones intestinales y ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo, ya que combate las bacterias y gérmenes del tracto urinario.
Como si todo esto no fuera suficiente, también constituye una gran ayuda contra los síntomas del estrés. La acción combinada del vinagre y la lechuga favorecen la oxigenación de la sangre, despejando la mente y ayudando al descanso nocturno. Además, su ayuda en la asimilación de los alimentos resulta muy útil a la hora de reducir los problemas digestivos típicos del estrés.

Etiquetas: , , , ,