Sidebar Header

Sidebar Header

Sidebar Header

La eterna juventud, fortaleza en Mercurianos

admin | Puntos Fuertes | Viernes, 21 diciembre 2007

La eterna juventud, fortaleza en Mercurianos

La eterna juventud
Cualquier individuo puede llegar a envidiar la cintura fina y la cara de pillín que sigue mostrando alegremente el mercuriano hasta bien entrado en años. ¿De dónde le viene este privilegio? Muy probablemente de una fijación del desarrollo de su morfología en la preadolescencia. Podría pensarse, cuando uno le observa, que sólo conoció las premisas de la pubertad y no su final. ¿Es esto posible, fisiológicamente? Quizá, si se tiene en cuenta que la diferenciación de los caracteres sexuales secundarios a la pubertad aparece bajo el impulso de un determinado número de mediadores hormonales. Estos mediadores pueden muy bien haber experimentado una relativa escasez en el caso de Mercurio.
Es evidente que la diferenciación sexual está más o menos marcada según los individuos. En su caso, esta se reduce al mínimo, lo cual le confiere una silueta de adolescente andrógino.
El término de andrógino, que significa «macho y hembra» ilustra una vez más la dualidad atribuida a Mercurio. Tomada en sentido médico, es el calificativo mejor adaptado a esta malformación excepcional que es el hermafroditismo (presencia en un individuo de testículos y de ovarios). ¿Y de dónde viene hermafroditismo? De Hermes y de Afrodita o, lo que es lo mismo, de Mercurio y Venus. Mercurio se ve, pues, confortado en su papel de vector de la androginia por el vocabulario médico. ¡Así queda esclarecido (en parte) el misterio de su eterna juventud!

Etiquetas: , , , , ,