Sidebar Header

Sidebar Header

Sidebar Header

Relajacion y ejercicios descontracturantes para el estres

admin | Tipos de Medicinas Alternativas | Sábado, 11 abril 2009

Aunque las hierbas y alimentos resultan una excelente solución al estrés, resulta importante comenzar por calmarse emocionalmente y tratar las zonas mas afectadas, que en general son cuello y espalda. La relajación y los ejercicios descontracturantes constituyen, entonces, una buena forma de disminuir los síntomas del estrés, además de combatir la misma fuente de nervios.
Un ejercicio ideal es colocarse en una posición cómoda y respirar profunda, suave, lenta y tranquilamente durante 10 segundos. Masajear la nuca con la punta de los dedos, apoyando las yemas contra la base y apretando. Luego, hacer movimientos circulares ascendentes con las manos opuestas, durante un periodo prudencial.
Para la espalda, la mejor forma de descontracturar es acostándose boca abajo y aflojar brazos sobre una superficie preferentemente dura. Otra persona debe masajear con los dedos de las manos toda la espalda, presionando alternadamente y apoyando las palmas sobre la base de la espalda y subiendo con presión hacia la nuca. Acostado boca arriba, con las rodillas y los pies juntos, levantar el brazo derecho por encima de la cabeza, con la palma de la mano hacia arriba. Dejar el otro brazo estirado a lo largo del cuerpo con la palma hacia abajo. Mantener esta posición durante 10 segundos. Repetir este ejercicio 4 veces. Después, hacer lo mismo con el brazo izquierdo.

Etiquetas: , , , ,

La higiene en las Piletas, muy importante en Medicinas Alternativas

admin | Tipos de Medicinas Alternativas | Domingo, 29 marzo 2009

Con la llegada de los primeros calores, las piletas de natación se convierten en una buena opción para realizar ejercicio y mantenerse fresco. Sin embargo, en las piletas se esconden algunos riesgos que es importante minimizar.
El cloro acaba con la mayoría de los patógenos en menos de una hora. Pero una piscina en malas condiciones favorece el crecimiento de bacterias, tanto procedentes de la flora microbiana de las mucosas del bañista como del entorno. Tragar, respirar o entrar en contacto con esta agua contaminada puede ocasionar trastornos como gastroenteritis, rinitis, conjuntivitis, otitis o la infección de una herida previa.
La enfermedad que se contagia con más frecuencia en las piscinas es la diarrea y, aunque la mayoría de los gérmenes que la ocasionan son sensibles al cloro, otros no lo son tanto. Tal es el caso de Xryptosporidium’, un patógeno que puede sobrevivir seis o siete días en la piscina hasta que el cloro logra acabar con él. Las enfermedades diarreicas se contagian cuando los agentes infecciosos (procedentes de las heces de animales o personas infectadas) entran en el agua. Si el líquido contaminado se traga, el nadador puede infectarse.
Algunos de los consejos que dan los organismos preventivos es no utilizar la piscina en caso de sufrir diarrea o alguna otra enfermedad infectocontagiosa y procurar que no entre agua en la boca mientras se nada.

Etiquetas: , , , , , ,