Sidebar Header

Sidebar Header

Sidebar Header

los nervios

admin | relajacion | Lunes, 10 agosto 2009

Hoy en día parece que todo sea muy importante, que tengamos que hacer muchas cosas en el menor tiempo posible y comportarnos siempre como superhéroes. Esta condición provoca que cada vez más personas reaccionen ante los problemas como si se encontrasen ante un depredador. Perder el trabajo, un divorcio… hacen que nos pongamos en guardia y que actuemos como si nos fueran a quitar la vida. Es entonces cuando se desencadenan los síntomas de la ansiedad, un trastorno en alza que ya afecta al 14% de españoles.
Cambiar la percepción de lo que nos sucede, desarrollar actitudes más alegres y optimistas, restarle trascedencia a las cosas, reservarse tiempo para uno mismo… son sencillas recetas caseras para prevenir este trastorno.

Etiquetas: , , , ,

Los órganos linfoides (TIPO NEPTUNO)

admin | Elementos Fundamentales | Domingo, 09 diciembre 2007

Los órganos linfoides

Los órganos linfoides
Existe un sistema de comunicación en el interior del organismo mucho menos conocido que los nervios, las arterias y las venas: el de los canales linfáticos. Estos canales no se ocupan solamente de drenar la linfa (el agua) de la profundidad hacia la superficie y de abajo para arriba, sino que además y de manera especial son los responsables de la defensa del organismo contra los cuerpos extraños, microbios, toxinas y alérgenos de toda clase.
Los ganglios linfáticos, situados a lo largo de estos canales, son los que desempeñan la función más importante al producir los glóbulos blancos que detectan y destruyen a los invasores. Esta función recibe el nombre de sensibilización o inmunidad.
En su caso, parece que sea hipertrófica, lo cual se traduce anatómicamente por la infiltración linfática de zonas declives (tobillos, axilas, hoyuelos de las clavículas, zona submaxilar, párpados inferiores), por el aspecto festoneado del tegumento (de la piel), la infiltración y el grosor de la lengua, la presencia de numerosos ganglios palpables en el cuello, en las axilas y en las ingles.
Fisiológicamente, esta hipersensibilidad de su sistema de detección es al mismo tiempo una ventaja y un inconveniente, como veremos más adelante. Si lleva una vida sana alejada de las toxinas, puede convertirse en un monstruo de la buena salud. En caso contrario, ¡cuidado con toda clase de infecciones, alergias e intoxicaciones!

Etiquetas: , , , , ,