Sidebar Header

Sidebar Header

Sidebar Header

El Sonido Yin y sonido Yang

admin | Kung Fu Chio | Jueves, 21 mayo 2009

En cuanto a la utilización, las pautas fundamentales son: reconocer el sonido Yin y el sonido Yang de las esferas y conocer el recorrido exacto de la energía en el cuerpo y la forma pasar las esferas que es diferente según el área a trabajar.
En esta publicación daremos a conocer el masaje de algunas partes del cuerpo para que quienes ya tengan sus esferas en casa, puedan trabajar sobre la prevención de las enfermedades más comunes. El Masaje Kung Fu Chio, dimos como premisa principal el trabajo de Kung Fu de manos como método de prevención. Este corresponde al primer trabajo que se deberá realizar siempre antes de comenzar con un masaje en alguna parte del cuerpo. A continuación se comienza con el masaje que explicaremos.

Etiquetas: , , , ,

La relajación de los músculos

admin | relajacion | Viernes, 15 mayo 2009

La relajación de los músculos debe continuar, luego, tensando y relajando todos los músculos a la vez. Esta técnica requiere de cierta práctica, pero será más fácil de realizar si se lleva a cabo la técnica anterior con minuciosidad.
Una vez realizada la relajación muscular, comenzar con respiraciones lentas y profundas sin llegar a forzar los pulmones. En cada exhalación se debe adoptar la actitud de “soltar”, es decir en cada exhalación se debe intentar aflojar, soltar y relajar las tensiones emocionales y físicas. Es importante esta actitud puesto que permite ir profundizando el estado de relajación general y de distensión psíquica. Otro aspecto de suma importancia a tener en cuenta es que debe haber en todo momento una atención concierne a todo el proceso de relajación, así como también de los estados mentales. Esto permite la incorporación a la conciencia de la energía que se va liberando progresivamente, produciendo su expansión.

Etiquetas: , , ,

La Relajación

admin | relajacion | Miércoles, 13 mayo 2009

Una vez que hemos alcanzado el aquietamiento de la mente y nos sentimos cómodos en la posición que hemos adoptado, es hora de comenzar los ejercicios de respiración. Comenzar con tres respiraciones lentas y abdominales. Debe ser algo más lenta de lo habitual y la espiración debe ser aún más lenta que la inspiración, con una duración aproximada del doble.
A continuación, tomar conciencia de la tensión y la relajación de los distintos músculos. La forma más adecuada es tensar y relajar cada uno de los grupos musculares que se enumeran a continuación y, finalmente, realizar una respiración rítmica. Repetir cada ejercicio tres veces, con intervalos de
descanso de unos segundos.

Etiquetas: , , ,

Relajacion de cara, cuello y hombros

admin | relajacion | Lunes, 11 mayo 2009

Frente: Arrugar, ejerciendo tensión sobre el puente de la nariz y alrededor de las cejas.
Ojos: Abrir y cerrar. Notar la tensión en los párpados y en el exterior de los ojos.
Nariz: Arrugar, ejerciendo tensión en el puente y los orificios.
Boca: Sonreír ampliamente. Notar la tensión en los labios superior e inferior y en ambas mejillas.
Lengua: Presionar la lengua contra el paladar.
Mandíbula: Presionar los dientes notando la tensión en los músculos laterales de la cara y en las sienes.
Labios: Amigar como para dar un beso.
Cuello y nuca: Hacer movimientos del cuello Si-no y derecha-izquierda.
Hombros y cuello: Elevar los hombros presionando contra el cuello.

Etiquetas: , , ,

Nuevos métodos de relajación física

admin | General | Martes, 05 mayo 2009

La relajación es, sin dudas, el gran instrumento con que contamos para hacerle frente a las exigencias de la vida moderna. Estrés, fatiga crónica, ansiedad y otros males que nos agobian, pueden ser derrotados utilizando las técnicas de relajación. Sin embargo, no siempre resulta sencillo alcanzar los resultados esperados. El método que presentamos a continuación ha sido ideado especialmente para aquellas personas que aun no han podido disfrutar de los beneficios de una terapia personal y maravillosa. Amedida que crecemos y las responsabilidades de la vida moderna comienzan a caer sobre nosotros, aparecen también diversas formas de ansiedad y tensión que pueden hacer de nuestras actividades cotidianas una pesada carga. Cuando el trabajo, las labores del hogar, el estudio o, simplemente, nuestro rol como padres están impregnados de tensión y ansiedad, pronto el cuerpo responde con síntomas como
insomnio, hipertensión, dolor de cabeza, asma y desórdenes varios que pueden llevar a fuertes depresiones. Vivimos cada vez con un ritmo más acelerado de existencia; la gran sobrecarga de estímulos que recibimos en nuestro diario vivir nos lleva a un estado de tensión permanente que abre el paso a considerar una nueva necesidad de cuidado físico y psíquico.

Etiquetas: , , , , ,