Sidebar Header

Sidebar Header

Sidebar Header

Recurrir a la homeopatía

| Para Hacer | Viernes, 16 mayo 2008

Recurrir a la homeopatía

El homeópata encontrará fácilmente su camino ante la noble y encendida figura de Júpiter y Juno.
Sulfur es el remedio de elección del tipo. Lo que nos dice Sananés habla por sí solo: «Don Sulfur tiene pocas probabilidades de pasar desapercibido a nivel de la sociedad; su imagen jupiteriana, hecha de redondez, da fe de su triunfo, de su irradiación. Comunica calor a su entorno y a todos los proyectos o iniciativas sociales que anima; su mentalidad práctica, su preocupación por la consideración, incluso su materialismo, no son para disgustar, todo lo contrario. Su cara es tal vez demasiado colorada, sus orejas enrojecen rápidamente cuando la temperatura de una habitación sube, todo es rojo y reluciente como el brillo de las condecoraciones a que secretamente aspira […] Este hiperactivo sanguíneo pecará, por sedentarismo y gusto impenitente, de debilidad por la carne, los platos con salsas, los dulces, los vinos y licores aromáticos; jefe por vocación, tiene breves pero fuertes arranques de cólera, que rápidamente olvidará (fácilmente impresionado, fácilmente calmado) […]». Más adelante, Sananés prosigue admirablemente: «En la edad adulta, Sulfur queda atrapado en su destino circulatorio: varices, hemorroides, sobrecargas digestivas y renales, subidas de tensión acompañadas de constantes manifestaciones cutáneas. El asma, el eccema, alternarán con los ataques de reumatismo y las saludables diarreas… Engorda, la tensión le aumenta, la cara se le dilata y se enciende proporcionalmente a su expansión social».
Tenemos aquí el retrato clavado del rey del Olimpo al que intentamos aproximarnos a lo largo de estas páginas.

• De los síntomas periféricos del tipo, señalemos algunos que pueden combatirse eficazmente con un remedio específico:
—  los accesos coléricos relevan Nux vómica;
—  la emotividad a veces enfermiza aconseja Gelsenium;
—  la susceptibilidad y la intolerancia a la crítica, cederán con Aurum, así como las palpitaciones y sofocaciones que aparecen a veces en la edad madura.

Etiquetas: , , , , , ,

Homeopatia usos de Plutòn

admin | Elementos Fundamentales,La Homeopatia | Lunes, 14 abril 2008

homeopatia1.jpg

El homeópata disfrutará con su temperamento rebelde y huraño. La materia médica pone a su disposición, en efecto, un sinfín de medicamentos aptos para controlar su insatisfacción y su malestar.
•  Chamomilla está indicada siempre que nos encontremos frente a un sujeto susceptible, rencoroso, malhumorado, que no soporta que le miren, le hablen o se acerquen a él; siempre descontento, nunca satisfecho, deshaciéndose con violencia de aquello que antes había deseado, quemando lo que tanto adoró. En la mujer, los trastornos de la pelvis son de primer orden, con reglas abundantes, de sangre oscura, extremadamente dolorosas: espasmos prolongados y violentos en el bajo vientre capaces de arrancar gemidos y sollozos.
•  Hyosciamus niger, el beleño (que tiene el sobrenombre de «hierba loca») trata la hostilidad, los celos, el temperamento guerrero y provocador. El paciente tiene el sueño agitado, poblado de violentas pesadillas, de sobresaltos y convulsiones. La excitación sexual es importante con una manía erótica que puede llegar al exhibicionismo.
•  Stramonium (conocido con el sobrenombre de «manzana del diablo» o «berenjena del diablo») también trata la agitación y la agresividad, así como la ansiedad y los terrores nocturnos. El sujeto es presa de alucinaciones, se cree rodeado de animales extraños y espantosos; la voz es ronca, cascada. En la mujer, encontramos la misma sintomatología en lo referente a las reglas y la sexualidad, con dismenorrea y erotomania.

Etiquetas: , , , , , , ,

Recurrir a la homeopatía

admin | La Homeopatia | Lunes, 10 marzo 2008

 Recurrir a la homeopatía

Ignatia (el haba de San Ignacio) parece muy indicada, ya que controla todas las manifestaciones nerviosas o funcionales caracterizadas por su movilidad, por su inconstancia, por su carácter paradójico y contradictorio. Este último aspecto le va como anillo al dedo al mercuriano, siempre deseoso de cambios, contrastes, sorpresas.
Los síntomas se le asemejan por su carácter caprichoso: hambre postprandial (después de haber comido), dolor de garganta aliviado por la deglución, náuseas evitadas con la comida, zumbidos en el oído atenuados por la música, etc. Todo resulta paradójico en Ignatia, que alterna lo peor con lo mejor, la risa con las lágrimas, el espasmo con el abatimiento.

En el narcisismo y en el bloqueo de la acción Sananés cita el caso de una paciente afectada por una grave neurosis de depreciación corporal y que recuperó gracias a Tuberculi-num, según parece, las ganas de vivir y la fuerza para montar una escuela de danza, mientras que antes se estaba hundiendo en el marasmo y el egocentrismo.
•  Colchicum, el narciso de otoño, halla aquí, además de una indicación apropiada al simbolismo de Proserpina, un interés en la curación de dolores lumbares del tipo desgarramiento o tirón, oligurias (orines escasos —produciendo escozor—, de color oscuro, muy marrón) y determinadas crisis de gota.
•  Equisetum, la cola de caballo, también se adapta al tratamiento de afecciones urinarias: incontinencia de orina, cistitis, cólicos nefríticos.
•  Finalmente, Berberís vulgaris, la adelfa, tiene la misma indicación de cólicos nefríticos, al igual que la de lumbagos y más en general, de los dolores de toda la región lumbar y de la pelvis: «Sensibilidad dolorosa de la región renal; violento deseo de orinar con dolores y quemazón, sobre todo durante la micción; dolores desgarradores y ardientes a lo largo de los cordones que se extienden a los testículos, en el hombre; quemazón acompañada de sensibilidad dolorosa en la vagina, en la mujer».

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,