Sidebar Header

Sidebar Header

Sidebar Header

Las grasas monoinsaturadas

admin | Nutrición | Jueves, 21 junio 2012

Amigas del corazón.
Las grasas monoinsaturadas, compuestas casi exclusivamente por el ácido graso oleico, son también saludables, aunque no contengan ácidos grasos esenciales. Se encuentran en el aceite de oliva, en los aguacates y en la avellana y otros frutos secos. Es el tipo de grasas que tiene un efecto más positivo sobre las tasas de colesterol en la sangre porque reduce la proporción del LDL «malo» y aumenta la del HDL o colesterol «bueno».
Junto a todas las mencionadas existe otro tipo de grasas, las hidrogenadas. Son grasas artificiales, fabricadas industrialmente a partir de uno o varios aceites vegetales. Es el caso de las margarinas vegetales y de las grasas añadidas a los productos de bollería y a los platos preparados. Los fabricantes las han promocionado como saludables porque no aportan colesterol, sin embargo lo cierto es que en el cuerpo actúan como las grasas saturadas, auténticas responsables de que el colesterol aumente. Pero, al parecer, el efecto perjudicial de las hidrogenadas supera el de las saturadas. No sólo aumentan el colesterol LDL malo, sino que bajan el HDL bueno, y pueden tener otros efectos negativos en el organismo, porque éste no está adaptado para utilizar ácidos grasos cuya estructura ha sido alterada. El principal perjudicado podría ser el cerebro, el órgano cuya composición es más grasa.

Etiquetas: