Sidebar Header

Sidebar Header

Sidebar Header

ACCIÓN ANALGÉSICA EN LA MOXIBUSTION

admin | medicinas alternativas | Viernes, 22 octubre 2010

ACCIÓN ANALGÉSICA
La estimulación térmica de diversas zonas de la superficie cutánea produce un probado aumento de la síntesis de endorfinas, así como una acción antiinflamatoria, antiedematosa y espasmolítica. La radiación IR, como cualquier otra radiación electromagnética, es capaz de inducir la aparición de campos electromagnéticos en movimiento. Estos campos parecen ser los responsables de la amplificación de la actividad fa-gocítica de los polimorfonucleares y de la inducción de la formación de S.O.D. (Super-Oxido-Dismutasa) en el endotelio vascular responsable de la destrucción de los radicales libres (superó-xido que está siempre presente en la respuesta inflamatoria).
Se han fabricado tres tipos de moxas huecas para facilitar los distintos usos y utilidades de la Moxibustión:
• puros largos de 15 cm para aplicación en orificios
• puros cortos de 10,5 cm
• puros cortos adhesivos
La invención de la moxa hueca ha venido a solucionar la mayor parte de los inconvenientes que existían a la hora de efectuar la práctica de la Moxibustión en Occidente y que eran las causantes de que no se utilizara habitualmente. Dichas dificultades estribaban en que había que disponer de ajo, jengibre o sal para efectuar las bases aislantes de la moxa en caso de cono directo, extremo éste aparentemente poco ortodoxo. Por otro lado era muy difícil reunir el polvo de moxa en el mango de la aguja, en el caso de aguja caliente, con lo cual había que recurrir a la saliva (método común en Oriente) y estar muy atento a que no se desprendieran algunas partículas durante la combustión, lo que podría producir graves quemaduras. Era frecuente utilizar papel de aluminio debajo de la aguja para evitar la quemadura. Cuando se utilizaba el puro el terapeuta tenía que efectuar la Moxibustión manual estando constantemente con el paciente, con lo cual no disponía de tiempo para atender a la puntura de otros pacientes, etc.
Todos esos obstáculos, insistimos, han sido los motivos por los que el acupunturista, a pesar de conocer los efectos benéficos que aportaba la Moxibustión, no la aplicara profusamente, tratando de sustituirla por otros métodos alternativos, muchas veces a costa de perder efectividad terapéutica.
El hecho de que la moxa sea hueca viene a resolver todos esos inconvenientes (excepto el olor), ya que se puede introducir la combustión en la aguja (aguja caliente) sobre una base aislante sin necesidad de hacer conos manuales ni poner bases de sal, jengibre, ajo o arcilla.

Etiquetas: ,