Sidebar Header

Sidebar Header

Sidebar Header

El sexo

admin | Tipo 10: PLUTÓN | Sábado, 05 abril 2008

El sexo

Es el lugar de todos los conflictos, así como el de todas las trascendencias. Jean Bernard, en su excelente obra Et l’ame? demande Brigitte (¿Y el alma? pregunta Brigitte), recuerda que, para Paul Valéry, en el acto sexual no sólo buscamos un éxtasis, una muerte, un encantamiento, un paraíso instantáneo, sino una especie de metamorfosis del cuerpo en gloria —en busca de Dios.
El sexo presenta, pues, diferentes facetas que se manifestarán preferentemente según la estructura de su personalidad: acto bestial en un primer grado, acto de higiene en un segundo grado, arte del placer, de la búsqueda estética o sensorial, don de sí mismo al nivel más elevado y, finalmente, función trascendente de preparación para la vida futura.
En el plutoniano, fascinado por la muerte, la sangre, la mancha, y todo lo misterioso, se da a menudo una sexualidad sadomasoquista que prevalece, con una coloración en rojo y negro.
Una vez más, los fracasos, las huidas, lo no dicho o lo no hecho, las mentiras a sí mismo y a los demás, el faltar a la verdad, al absoluto, a la realidad profunda de los seres y de las relaciones, se pagará caro. Si la pareja está en entredicho, lo pagará; si el plutoniano duda de sí mismo, es muy capaz de castigarse e infligirse una enfermedad sexual, preferentemente peligrosa, como un cáncer en los órganos genitales, o SIDA, de la misma manera que un tipo Sol somatizaría en el corazón, un tipo Luna en el estómago, un tipo Proserpina en las vías urinarias: nuestros órganos más sensibles nos dicen lo que somos.
Por suerte, también puede soñar (o, mejor dicho, tener una pesadilla: los psicólogos dirían «fantasear») acerca de una grave enfermedad que en realidad no padece. Es todo el mal que le deseamos si decididamente quiere somatizar: en ese caso presentará afecciones más benignas pero siempre aparecerán centradas en los órganos sexuales: heridas, ulceraciones, fimosis, varicocele, hidrocele en el hombre; disme-norrea (reglas dolorosas o irregulares), dispareunia (relaciones dolorosas), frigidez, esterilidad, repetidos abortos en la mujer.

Etiquetas: , , , , , , ,

El ano

admin | Tipo 10: PLUTÓN | Sábado, 05 abril 2008

ano.JPG

El ano es el anillo por el cual las materias son expulsadas fuera del cuerpo. En el bebé, constituye, según Freud y los psicólogos que lo invocan, el segundo lugar de descubrimiento del placer después de la boca. Según el niño experimente placer reteniendo o salpicando el mundo con sus deshechos, puede constituirse una neurosis anal introvertida o relajada.
La forma retenida o introvertida corresponde, como vimos en páginas anteriores, al tipo Ceres; la forma relajada corresponde al tipo Plutón que nos ocupa actualmente: ya vimos cómo el universo de Plutón está marcado precisamente por lo negro, lo sucio, lo feo. Si el niño atribuye al hecho de permanecer sucio un valor de protesta, puede aparecer una tendencia agresiva que consiste, según Barbault, «[…] en embadurnar inicialmente el mundo circundante con sus materias, ulteriormente en ensuciar, mancillar, envilecer, vengarse, destruir». Es la tendencia llamada sádico-anal que se manifiesta así y que puede volverse contra el propio sujeto, de igual forma que el escorpión tiene siempre su dardo orientado hacia sí mismo y hacia los demás.
El ano es, pues, una «zona clave» de su personaje, si usted pertenece al tipo; es a este nivel, según los psicólogos, que usted habrá fijado su neurosis durante el desarrollo de la primera infancia; es a este nivel que corre el riesgo, ya en edad adulta, de somatizar, es decir, desarrollar los trastornos físicos que tomarán el lugar de los conflictos psicológicos no resueltos. Entonces sufrirá pruritos anales, anitis, rectitis, hemorroides, incluso cánceres de ano.

Etiquetas: , , , , , , ,

EL ORDEN CELULAR

admin | Puntos Debiles,Tipo 10: PLUTÓN | Sábado, 05 abril 2008

PUNTOS DÉBILES DE LA GLÁNDULA SUPRARRENAL

Constituye el segundo blanco general del sujeto, cuando las cosas no funcionan. En la metamorfosis hay dos momentos: la destrucción y la reconstrucción.
Si uno se detiene en el primer tiempo, no puede hacer otra cosa que no sea contemplar los estropicios, de los que hemos hecho un pequeño avance en el capítulo precedente: todas las formas de la anarquía celular, monstruosidades físicas, tumores, cánceres pueden hallarse en la cita con el morbo y la vegetación de la vida.
El término teratoma, que designa los tumores monstruosos, es el nexo de unión entre las anomalías de la envoltura física examinadas en el capítulo anterior y las anomalías del orden celular aquí referidas. Teratoma viene del griego, teratos, que significa «monstruo». Recordemos que los infiernos, reino de Plutón, están guardados por el perro Cancerbero, monstruo de tres cabezas.

Etiquetas: , , , , , , ,

El córtex suprarrenal

admin | Puntos Fuertes,Tipo 10: PLUTÓN | Sábado, 05 abril 2008

El córtex suprarrenal

Una minúscula e insignificante porción de tejido de riñon es la responsable de la fuerza extraordinaria demostrada por el tipo Plutón. Este fragmento de tejido, que pesa como mucho unas decenas de gramos, se encuentra situado, tanto en el hombre como en la mujer, justo encima del extremo superior de cada riñon: por el hecho de esta situación anatómica, se ha dado a este tejido endocrino (responsable de la secreción de varías hormonas), el nombre de suprarrenal.
Cada una de las dos cápsulas suprarrenales se halla dividida en dos regiones. La médula suprarrenal constituye la parte profunda, en continuidad con el sistema nervioso simpático: se le llama médula-suprarrenal. Es esta zona cortico-suprarrenal la que nos interesa, puesto que segrega unos factores de los cuales dependen, en gran medida, los recursos físicos del individuo.
El córtex suprarrenal segrega tres tipos de hormonas.
•  La primera, la aldosterona, aumenta la reabsorción de la sal y, por consiguiente, la del agua, a nivel del riñon. Esto quiere decir que tiene un extraordinario poder de concentración de los minerales indispensables para la vida en la sangre. De esta manera aumenta la resistencia de los vasos sanguíneos, su presión, así como la velocidad de la sangre en el organismo.
•  La segunda, o cortisol, permite al organismo defenderse contra todo tipo de agresiones, ya sean traumáticas, microbianas u otras. Cuando existe una carencia de cortisol, el sujeto se vuelve incapaz de resistir a un traumatismo o a una enfermedad que afecte a los tejidos: el cortisol es el factor clave en la lucha contra todas las formas de estrés (palabra inglesa que significa agresión).
•  El tercer y último tipo de hormonas cortico-suprarrenales está constituido por los andrógenos, u hormonas masculinas, siendo segregadas la mayor parte de ellas por los testículos. Esto significa que incluso en la mujer existen hormonas masculinas segregadas por la glándula suprarrenal. Estas hormonas desempeñan una función particularmente importante en el mantenimiento de la libido, así como en el desarrollo de la pilosidad común a los dos sexos (axilas, miembros, triángulo pubiano).

Etiquetas: , , , , , , ,