Sidebar Header

Sidebar Header

Sidebar Header

¿ES BUENO QUE LOS CHICOS TOMEN LECHE DESCREMADA?

admin | Nutrición | Martes, 02 octubre 2012

¿ES BUENO QUE LOS CHICOS TOMEN LECHE DESCREMADA?
LA NUTRICIÓN INFANTIL IMPLICA MUCHAS DECISIONES POR PARTE DE LOS PADRES. SABER ELEGIR BIEN ES LA CLAVE.

A partir de qué edad los bebés pueden empezar a consumir, en principio, leche de vaca entera?
Nunca antes del primer año de vida; en caso de que la madre no pueda amamantar a su hijo durante esos meses, los médicos prescriben fórmulas de leches especiales que cubren los requerimientos nutritivos de los bebés durante esta etapa.

¿A partir de ese año de vida, se le puede dar solamente leche entera?
No; los especialistas recomiendan pasar de la leche materna a fórmulas lácteas adaptadas -leche de continuación o de crecimiento-e ir combinándolas con la leche de vaca entera para obtener todos los nutrientes esenciales para el buen desarrollo del niño.

A partir del año de vida, ¿cuánta leche debe tomar un chico?
Los nenes están continuamente creciendo y, por eso, el aporte suficiente y diario de leche es indispensable; la cantidad indicada es de 500 a 600 mililitros diarios, que puede reemplazarse -en parte- por otros lácteos: yogur entero, yogur bebible o quesos.

En esta etapa, ¿se puede reemplazar la leche entera por descremada?
El consumo de leche descremada en niños nunca está justificado en forma general; cuando se realiza ese reemplazo, siempre es (y debe ser) por decisión del médico.

¿Pero a partir de cuándo un chico podría empezar a tomarla?
Siempre bajo control médico, la leche semidescremada no debe formar parte de la dieta del chico antes de que cumpla los dos años y la descremada no debe incluirse antes de los cuatro años. En cualquiera de los dos casos, esta decisión es tomada por el médico y suele ser en casos de riesgo cardiovascular u obesidad.

¿Por qué la leche descremada no está recomendada en todos los casos?
Porque, a pesar de que conserva la misma proporción de proteínas, azúcares (lactosa) y calcio que la leche entera, no tiene grasa, que es un nutriente energético básico para el desarrollo y el buen funcionamiento orgánico de los bebés y niños pequeños. Además, al no aportar grasas, tampoco brinda las vitaminas que están disueltas en este macro-nutriente (que se llaman “liposolubles”), como la vitamina A y la D. Esta última es muy necesaria para la correcta asimilación del calcio y su depósito en los huesos.

Etiquetas:

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un comentario

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI