Sidebar Header

Sidebar Header

Sidebar Header

Dieta depurativa

admin | Nutrición | Sábado, 22 septiembre 2012

UNA CURA DE SIETE DÍAS
Cansancio inexplicable, «mala cara», pesimismo o irritabilidad son algunos de los síntomas que avisan sobre la necesidad de someterse a una cura depurativa. Los cambios de estación, en especial primavera y otoño, son los momentos más recomendables al coincidir con cambios en los ritmos fisiológicos, los alimentos y la naturaleza.
• Desintoxicación. Durante dos días, se toman por las mañanas, a mediodía y por la tarde, zumos de frutas y de verduras. Puede consumirse únicamente un plato ligero (arroz integral) en la comida y en la cena, evitando cualquier otro producto. También pueden tomarse infusiones medicinales depurativas.
• Drenaje. Los cinco días siguientes se toman más alimentos sólidos (frutas, hortalizas y verduras), pero continuando con los zumos vegetales en las tres comidas. Las infusiones se toman después del almuerzo y antes de acostarse. Para facilitar la eliminación hay que beber suficiente agua y vigilar la circulación intestinal: la fibra de las frutas y de las verduras debe evitar el estreñimiento. • Vida normal. Se vuelve progresivamente al ritmo de alimentación normal. Durante unos días conviene recargar el organismo de vitaminas, recurriendo a la levadura de cerveza, el germen de trigo, el polen o las algas.

Etiquetas:

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un comentario

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI