Sidebar Header

Sidebar Header

Sidebar Header

La nutricion metabolica de la mujer

admin | alimentacion | Domingo, 19 agosto 2012

Proporción de grasa.
Antes de entrar en detalles, conviene recordar que el cuerpo femenino almacena, en cualquier etapa de la vida, más grasa que el del hombre, en parte debido a que produce menos testosterona, hormona masculina que actúa como un «quema grasa». La mujer debe mantener en su cuerpo una proporción de grasa entre el 20% y el 27%, pues con una cantidad menor el organismo puede sufrir daños y llega a fallar el ciclo menstrual. Se ha descubierto una hormona, la liptina, que se sintetiza en el tejido graso y guarda una relación directa con la producción y aprovechamiento de los estrógenos. Por tanto, estar demasiado delgada no siempre es saludable para todas las mujeres. No hace falta insistir en que las dietas innecesarias de adelgazamiento ocasionan frecuentemente deficiencias y que cualquier régimen debe incluir «superalimentos» con cantidades concentradas de nutrientes.
La mujer posee también menos masa muscular que el hombre, lo que implica una velocidad metabólica menor, pues cada gramo de músculo necesita un aporte calórico mayor que la misma cantidad de grasa. Esta menor actividad metabólica es la que hace que las mujeres tiendan a sentir más frío y a ganar peso con más facilidad.
La celulitis es un problema estético, no de salud, pero preocupa a casi todas y también está relacionado con las hormonas femeninas. Se trata de una acumulación de agua y grasa en las extremidades que puede prevenirse con un consumo adecuado de fibra y alimentos diuréticos, como los espárragos y las manzanas. Además la fibra es eficaz contra otra alteración frecuente entre las mujeres, el estreñimiento. Para ambos problemas conviene reducir el consumo de sal y beber agua, entre 1,5 y 3 litros.
Una vez superada la adolescencia, la mujer goza de un periodo de estabilidad hormonal en el que se producen entre 350 y 400 reglas a lo largo de unos 30 años, lo cual implica tanto un desgaste físico como una renovación. La regla conlleva una pérdida de hierro -se halla en la hemoglobina de la sangre- que puede reponerse mediante alimentos ricos en este mineral, como la carne, las legumbres -en especial la soja y sus derivados- y los huevos. El 2% de las españolas en edad fértil sufre una deficiencia grave y una proporción muy superior puede sufrir deficiencia leve.
Otro trastorno relacionado con el periodo es el síndrome premenstrual, soportado por una de cada cuatro mujeres. La aceptación de la propia femineidad puede tener relación con la aparición de los síntomas, pero un aporte suficiente de alimentos ricos en calcio y magnesio también ayuda a prevenir y aliviarlos.

Etiquetas:

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un comentario

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI