Sidebar Header

Sidebar Header

Sidebar Header

El valor nutritivo de la leche materna

admin | alimentacion,Nutrición | Viernes, 29 junio 2012

El valor nutritivo de la leche materna.
La leche materna es el alimento exclusivo del bebé desde el nacimiento hasta los seis meses. La lactancia es una de las principales claves para el bienestar del bebé y para su salud a medio y largo plazo.
En España, sólo la mitad de las madres amamantan a sus hijos por lo menos hasta los seis meses. Quizá la proporción sería mayor si fueran conscientes de todas las ventajas que supone para la salud:
• La leche materna contiene la proteína lactoferrina, inmunoglobulina IgA, el enzima lisozoma y glóbulos blancos, cuatro elementos que no se encuentran en las leches adaptadas y que reducen enormemente el riesgo de sufrir gastroenteritis, infecciones del oído y de las vías respiratorias.
• Se digiere mejor y contiene todos los nutrientes que el bebé necesita y en las proporciones adecuadas. La leche materna es un alimento vivo im-
posible de imitar, puesto que ni siquiera se conocen todos sus ingredientes. El hierro de la leche materna se absorbe en un 70%, mientras que el de la leche adaptada sólo se asimila en un 10%, lo que obliga a trabajar demasiado a los ríñones.
• Favorece la maduración del sistema inmunitario del bebé y en especial ofrece protección contra la alergia al azúcar de la leche y la intolerancia a sus proteínas. Los niños que han sido amamantados tienen, en la edad adulta, menos problemas de asma, alergias en general, eccema e ictericia.
• Protege contra la diabetes y la obesidad, y retrasa la aparición de la enfermedad celiaca, aunque esté determinada genéticamente.
• Es rica en ácidos grasos omega-3, que potencian el desarrollo del sistema nervioso central. La media del coeficiente intelectual de los niños suficientemente amamantados es mayor que la de los niños que han tomado leches adaptadas. El contacto íntimo entre madre e hijo, con su dosis de afecto y seguridad, también puede tener mucho que ver con este beneficio.
En algunos casos la alimentación con leche materna es imposible. Entonces es necesario recurrir a las leches adaptadas. El 2% de los bebés presentan intolerancia a la leche de vaca y deben ser nutridos con leches adaptadas de cabra o de soja. Es recomendable consultar con el médico antes de utilizar una de estas leches.

Etiquetas:

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un comentario

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI