Sidebar Header

Sidebar Header

Sidebar Header

Recurrir a la homeopatía

| Para Hacer | Viernes, 16 mayo 2008

Recurrir a la homeopatía

El homeópata encontrará fácilmente su camino ante la noble y encendida figura de Júpiter y Juno.
Sulfur es el remedio de elección del tipo. Lo que nos dice Sananés habla por sí solo: «Don Sulfur tiene pocas probabilidades de pasar desapercibido a nivel de la sociedad; su imagen jupiteriana, hecha de redondez, da fe de su triunfo, de su irradiación. Comunica calor a su entorno y a todos los proyectos o iniciativas sociales que anima; su mentalidad práctica, su preocupación por la consideración, incluso su materialismo, no son para disgustar, todo lo contrario. Su cara es tal vez demasiado colorada, sus orejas enrojecen rápidamente cuando la temperatura de una habitación sube, todo es rojo y reluciente como el brillo de las condecoraciones a que secretamente aspira […] Este hiperactivo sanguíneo pecará, por sedentarismo y gusto impenitente, de debilidad por la carne, los platos con salsas, los dulces, los vinos y licores aromáticos; jefe por vocación, tiene breves pero fuertes arranques de cólera, que rápidamente olvidará (fácilmente impresionado, fácilmente calmado) […]». Más adelante, Sananés prosigue admirablemente: «En la edad adulta, Sulfur queda atrapado en su destino circulatorio: varices, hemorroides, sobrecargas digestivas y renales, subidas de tensión acompañadas de constantes manifestaciones cutáneas. El asma, el eccema, alternarán con los ataques de reumatismo y las saludables diarreas… Engorda, la tensión le aumenta, la cara se le dilata y se enciende proporcionalmente a su expansión social».
Tenemos aquí el retrato clavado del rey del Olimpo al que intentamos aproximarnos a lo largo de estas páginas.

• De los síntomas periféricos del tipo, señalemos algunos que pueden combatirse eficazmente con un remedio específico:
—  los accesos coléricos relevan Nux vómica;
—  la emotividad a veces enfermiza aconseja Gelsenium;
—  la susceptibilidad y la intolerancia a la crítica, cederán con Aurum, así como las palpitaciones y sofocaciones que aparecen a veces en la edad madura.

Etiquetas: , , , , , ,

Practicar un deporte noble

| Para Hacer | Viernes, 16 mayo 2008

Practicar un deporte noble

Haga esgrima o equitación, deportes que le resulten atractivos. Le pueden tachar de esnob, pero ¡qué más da! Antes que nada, debe ser fiel a su naturaleza profunda, no dejarse llevar por la moda, si no le resulta conveniente, y practicar con el único fin de estar al día, el tenis que le agota, el squash que le congestiona o el badmington que le horroriza.
Un drenaje general
Le sentaría estupendamente, al menos una vez al año. Asocie 3 plantas como:
—  la alcachofa

—  la bardana

—  el cardillo       1 dosis por la mañana, mediodía y noche, 20 días por mes durante 3 meses.
Los oligoelementos
Una cura de níquel-cobalto puede igualmente serle de ayuda contra la sobrecarga ponderal: 1 ampolla cada mañana 15 días por mes durante 3 meses.

Etiquetas: , , ,

Obedecer a sus impulsos profundos

| Para Hacer | Viernes, 16 mayo 2008

frutas_verduras_nt.jpg

Persona noble, abnegada y altruista, en su interior arde una llama profunda que no se apaga con el paso de los años y que le impulsa a apostar por las grandes causas, por las misiones ambiciosas. En esta aspiración aristocrática y generosa reside el secreto de su dinamismo, de su capacidad para animar a los demás y también su pasión por los viajes, por lo lejano, cosa que el poeta francés Paul Éluard expresaba diciendo: «Sólo se está bien en otra parte».

Dormir
Dormir le permite recuperarse. En estado de vigilia, forma parte de la gente que no es capaz de pararse ni descansar: siempre activo, siempre vibrante, siempre comunicativo. Únicamente el sueño, aunque sea corto, es capaz de calmar un poco ese torrente interior y dar un respiro al cuerpo. No dude en hacer la siesta, le resultará muy beneficiosa.
Moderarse
Lo que no es propiamente una tendencia natural de su carácter. Sin repetir las advertencias sobre los múltiples peligros que acechan su prodigalidad alimenticia para consigo mismo, siga este consejo que viene de antiguo: «Tome un desayuno de rey, una comida de príncipe y una cena de pobre». Este consejo no ha perdido actualidad en función de los conocimientos acumulados hoy en día en el campo de la nutrición. Es durante el día cuando consumimos más calorías y cuando más alimento necesitamos, por ser la fase de actividad. Por la noche, en cambio, la necesidad en calorías es muy baja y todo lo que comamos en exceso en la cena será convertido en grasas.
Siga el ejemplo de la campeona de tenis Chris Evert, que tomaba el desayuno siguiente (600 calorías):
—  cereales integrales con miel y leche descremada;
—  dos huevos pasados por agua (tiempo de cocción: 3 minutos 45 segundos);
—  zumo de naranja;
—  café con leche.
y durante el día, aparte de la comida del mediodía, ¡un gran vaso de agua a todas horas!
Evite el chocolate que tanto le gusta pero que perjudica al hígado. Por la misma razón, coma alcachofas, estimulantes del hígado, depurativas, diuréticas.
Por la noche, colabore en la digestión, no con un alcohol fuerte sino con una infusión de menta, tomillo o romero.

Etiquetas: , , , , , ,

La emotividad

| Para Evitar | Jueves, 01 mayo 2008

emotividad.jpg

Es el defecto de su imponente coraza: en el fondo es un sentimental y no cesa de celebrar las excelencias del compañerismo. Es una de aquellas personas que enrojecen (como el buen vino) de emoción, de contento, de placer, de cólera.
De todas formas, desconfíe un poco de su propensión a comunicar demasiado, a hablar demasiado. Un estudio fiable llevado a cabo por un investigador anglosajón, James Lynch, demostró que la presión arterial se eleva considerablemente cuando la comunicación verbal es prolongada. «Cada vez que realizaba un informe sobre mis investigaciones —explica Lynch— pedía a unos voluntarios que subieran al estrado y que hablasen de un tema cualquiera, al tiempo que un ordenador mostraba su tensión arterial en una pantalla. Un día, un médico joven me anuncio con orgullo que hacía 8 km defooting todos los días y que estaba seguro de que la máquina no se alteraría; pero también él pudo ver con estupefacción que su tensión daba un salto cada vez que pronunciaba una palabra […] En las personas ya de por sí hipertensas, este aumento era mucho más considerable.»
Parece ser que estos últimos no se paran a escuchar a los demás, lo cual es una pena. Pavlov demostró que la escucha constituye una acción benéfica para el corazón; así, cuando el perro se detiene porque ha oído algo, se orienta hacia el origen del sonido o vibración que percibe y su ritmo cardíaco disminuye durante el reflejo de orientación.
Lynch concluye su estudio sobre los beneficios de la escucha con una orden tajante: «Hipertensos ¡cállense!», orden que coincide con la idea de aquel viejo proverbio según el cual el silencio es oro.

Etiquetas:

La vida sedentaria

| Para Evitar | Jueves, 01 mayo 2008

 La vida sedentaria

No se quede todo el día sentado: se arriesga a ser víctima de la conocida ecuación: sedentariedad + diabetes + exceso de grasas + hipertensión arterial + tabaquismo eventual = accidente cardio-vascular seguro, un día u otro.

Etiquetas: , , , , , ,

El azúcar y las grasas

| Para Evitar | Jueves, 01 mayo 2008

azucar.jpg

Todos los alimentos terrenales, en su mente, son aptos para comer y las grandes cantidades no le asustan: aprecia la abundancia. Su corpulencia y buena disposición natural (hígado, bazo, páncreas y glándulas endocrinas son fuertes) le permiten hasta cierto punto y hasta cierta edad realizar excesos que otros no soportarían. De todas formas, si persevera en la orgía, no estará a salvo de la diabetes, de la hipercolesterolemia ni de la hipertrigliceridemia. La diabetes aparece cuando la insulina del páncreas ya no puede controlar las cantidades de azúcar filtradas en la sangre. El exceso de colesterol y de triglicé-ridos aparece cuando el hígado y la vesícula biliar no pueden seguir degradando y quemando las grasas excesivas.
Hombre prevenido vale por dos, dicen. Así que demuestre tener sentido común, o no le quedará más remedio que sufrir las consecuencias. Le costará tanto más ponerse a régimen como su organismo se haya habituado a los ágapes desmesurados.

Etiquetas: , , , , , , ,

La sal

| Para Evitar | Jueves, 01 mayo 2008

La sal

El tipo jupiteriano es un «sanguíneo», es decir, un sujeto cuya sangre es muy rica en minerales y cuya presión arterial tiene tendencia a subir. Cuando consume sal en exceso, esta sal o cloruro sódico se acumula en los vasos sanguíneos y retiene el líquido. Se dice que la sal llama al agua. El resultado es que la presión interna del vaso sanguíneo aún tiene más tendencia a aumentar. Por lo tanto, evite la sal. No añada nunca sal después de cocer un alimento. Si su tensión supera los 16 cm de mercurio de máxima y 9 cm de mercurio mínima (suele decirse 16/9), su médico le aconsejará que renuncie totalmente a la sal de cocina y la sustituya por una sal sintética, desprovista de cloruro sódico.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Otros puntos débiles…

| Puntos Debiles | Jueves, 01 mayo 2008

diabetes1.gif

La diabetes
Cuando las posibilidades del páncreas se ven desbordadas, el azúcar se acumula en la sangre, y esta sangre demasiado rica en glucosa estropea los tejidos que irriga, empezando por los tejidos nobles: el corazón, el riñon, el ojo, el sistema nervioso.

El exceso de grasa
Demasiado colesterol, demasiados triglicéridos: ahora ya se ha familiarizado con esos síntomas de sobrecarga que son la plaga de las sociedades de consumo en las que se come demasiado y mal.

La hipertensión arterial
Viene a incorporarse a la tabla, muy coherente, de la patología jupiteriana: demasiada sangre, y sangre demasiado rica, demasiada sal, demasiados enfados también (Júpiter tronando y blandiendo el rayo por cualquier motivo) y la presión arterial sube, amenazando una vez más a los tejidos y los órganos nobles. Si ponemos uno tras otro los cuatro factores de riesgo citados, el peligro más importante aparece con toda nitidez: se trata de la crisis cardíaca o vascular, con prioridad de esta última.
Las arterias que pagan el pato en caso de sobrecarga no se limitan exclusivamente a las coronarias: cualquier sector de la vascularización puede verse afectado por el exceso de tensión o el ateroma (placa de grasa que se adhiere a la pared interna de los vasos sanguíneos llegando a obstruir a veces la luz), empezando por las arterias de los miembros inferiores (arteri-tis) o las del cerebro (derrame vascular cerebral, pudiendo conducir a la hemiplejia, o al coma, e incluso a la muerte).

De manera general, está expuesto/a a los derrames de sangre con sus consecuencias internas (hemorragias de los órganos) o externas (epistaxis: hemorragias de la nariz; hemate-mesis y melena: hemorragias procedentes del tubo digestivo; hematomas; determinados eccemas).

Etiquetas: , , , , , , ,

SUS PUNTOS DÉBILES

| Puntos Debiles | Jueves, 01 mayo 2008

obesidad_gordura.jpg

Conocemos el mito del cuerno de la abundancia, con el cual fue alimentado hasta la saciedad el pequeño Júpiter. Imaginemos que su infancia pueda compararse con aquella y que le hayan colmado de dulzuras y de dulces. Nadie dudará que su silueta, según la ley de Siguier/Corman, se haya ido conformando con rellenos más que con huecos, con redondeces más que con angulosidades, puesto que la naturaleza humana se dilata si está en un medio favorable, y se retrae si el medio es hostil.
Su característica número uno es, pues, la plenitud, tanto moral como física; todos los sustantivos y adjetivos derivados del las palabras «pleno» y «lleno» lo retratan: completo, repleto, lleno, relleno, plenipotenciario, cumplido, cumplimentado, suplementario, plural, plusvalía.
El escollo que le acecha es el excedente, la demasía, la plétora. Pasemos revista de las diferentes traducciones patológicas de este hecho.
La obesidad
Es frecuente y se trata de una obesidad considerable o tipo «Juno», una obesidad androide (masculina) en oposición a la obesidad ginoide (femenina) del tipo Luna. La obesidad androide es triangular, con el vértice hacia abajo, es decir, afecta sobre todo al tronco, los hombros y la cara, mientras que la obesidad ginoide triangular, con el vértice hacia arriba, se concentra en la pelvis y los miembros inferiores. La primera es a menudo lipídica (grasa) y la segunda hídrica (agua).

Etiquetas: , , , , , ,

La sangre y el orden celular

| Puntos Fuertes | Jueves, 01 mayo 2008

 La sangre y el orden celular

El hígado y el bazo forman, entre otras cosas, una formidable reserva de sangre. El bazo es capaz de aumentar de volumen hasta 1 1 o de contraerse hasta 50 mi, según las necesidades. No es necesario ser un experto en la materia para distinguir un sujeto sanguíneo de otro anémico. Como es evidente, usted pertenece a la primera categoría.
La sangre, líquido móvil, vehículo de oxígeno y de nutrientes diversos, es indispensable, claro está, para la vida de los tejidos satélites, de la misma manera que el dios-padre (Ju-pater) distribuye la vida a sus vasallos y que el planeta Júpiter mantiene en su órbita el mayor número de satélites del sistema solar. Pero también marca la prole, la descendencia, el orden de las cosas y de las generaciones. ¿No se hablaba antes de la «sangre azul», de la alcurnia aristocrática, significando aristo, «el mejor»?

Etiquetas: , , , , ,