Sidebar Header

Sidebar Header

Sidebar Header

La hipófisis

admin | Puntos Fuertes | Lunes, 14 abril 2008

 hipofisis.gif

En el concierto hormonal que rige y controla la mayor parte de las funciones del organismo, hay un director de orquesta. Este director de orquesta se llama complejo hipotálamo-hipo-fisario. Situado en la cabeza, como corresponde a un jefe, y más precisamente por debajo de la base del cerebro, la hipófisis dirige y controla las funciones de la glándula tiroides, de la glándula suprarrenal y de las glándulas genitales. Además, es la responsable del crecimiento a través de una somathormona que controla el desarrollo del peso y la estatura.
Júpiter, Jupater, el padre de los dioses, patrón del panteón romano, es también un director de orquesta: ordena, coordina y armoniza el concierto divino. Es, como se podía intuir en la introducción, un patrón quisquilloso, pero al mismo tiempo, generoso y benévolo.

La caridad empieza por uno mismo, dice el refrán. Júpiter, tanto en el mito como en la realidad humana que responde a este mito, será por consiguiente un hombre (o una mujer) de abundancia, alto, gordo, fuerte, pero no por ello tonto.
La secreción abundante de hormona de crecimiento durante la infancia procura al sujeto una talla y una corpulencia por encima de la media: el jupiteriano es un gigante, de grandes y dilatadas proporciones.
La marcha del tiroides es fuerte: su metabolismo basal será elevado.
La marcha de la suprarrenal es fuerte: será dinámico, potente, resistente, más bien hipertenso.
La marcha de las glándulas genitales es fuerte: su sexualidad será generosa, su fecundidad notable.
A fuerza de abundancia y de excesos, Júpiter se verá acechado por el pago de la factura del «demasiado bien»: demasiado azúcar, demasiadas grasas, demasiada sangre, demasiada tensión…

Etiquetas: , , , , , , ,

1 comentario

Dejar un comentario

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI